Crónica de un evento: poesía sin mordazas 14 octubre

publicado en: Blog, Crónicas | 0
 

 

poesia-sin-mordazas-14oct

Llega el día 14 de octubre: “por fin viernes”.

Pero en realidad nos da igual el día que sea, coincide con un número y un día de la semana.

Pero en realidad, lo importante no es marcarlo en el calendario, sino disfrutarlo.

Letras + música, en la Sala Búho Real, donde siempre nos sentimos cómodos, porque se respira bien y te reciben con una sonrisa.
Parece que todo está controlado pero hemos dejado una puerta abierta por si la magia quiere entrar.
Una guitarra nos dice que llegará con retraso, no es fácil se guitarra una noche de viernes. Suerte que su músico ha venido, suerte que su músico es poeta.

Comienza la noche con música, con Flor Goldstein, con un saxo que ambienta de maravilla la velada. Yo le digo a Flor que ella es “color”, y se ríe. La música colorea los lugares, y Flor colorea muchos días las calles de Madrid.

Aparece el “músicopoetasinguitarra”: Julio Hernández, cubano-carabanchelero. Nos regala sus versos y ese humor, del que yo tanto hablo, que no provoca la carcajada, sino una sonrisa con pellizco.

Pasamos al erotismo. Marisa Mañana, de Guinea Ecuatorial pero residente en Usera (la magia sigue haciendo de las suyas). Marisa, no suele frecuentar los escenarios, no habita en las redes sociales y no tiene prisa por publicar. Además, sabe que la literatura erótica, es ante todo, literatura. Nos lo muestra, enlazando las palabras, con la maestría que la caracteriza. Nos encanta su voz y tenerla cerca.

3

Llega Ana Rossetti. Ella es de esas escritoras conscientes de que la palabra es su herramienta de trabajo.
- Como todos los escritores- diréis.
- Pues no- os digo yo.
Si leéis “Deudas contraídas” os daréis cuenta de que lo más importante de las palabras no es el significado. Es indispensable ponerlas en su sitio, hacerlas sonar, comprobar donde descansa su acento… Ana Rossetti es una “domadora de palabras”, y su libro, es uno de los mejores libros de poesía publicados este año. También tenemos un micro abierto, libre , sin mordazas.

8

También hay muchos amigos que quieren hablar:

Manuel de la Fuente - Él sabe que le queremos y que nos gusta su libro sin puntos, ni comas, ni farolillos. ¿Para qué? Si Jerzy Andrzejewski levantara la cabeza, no se extrañaría tanto.

Antonio M. Figueras - Con un título que me encanta: “Ni lugar adonde ir”. Por supuesto, decide quedarse, leernos y acompañarnos. - ¿Dónde va a estar usted mejor? - señor Figueras.

Ángela Guzmán - Se atreve con un cuplé, esta noche puede ocurrir cualquier cosa.

Claudio David Lier - Juega con el público, les pide tres sustantivos y un verbo, a partir de ahí, construye su texto.

Guillermo de Jorge – Teníamos muchas ganas de conocerlo. Su libro de poemas: “Afganistán, diario de un soldado”, dará mucho que hablar. El poeta tinerfeño sube al escenario y lee con fuerza, con gestos, con energía, sus versos de la paz y de la guerra. Llega la guitarra, es otra guitarra, pero nos sirve. La disfrutamos, la compartimos.

El “músicopoetaconguitarra”, Julio Hernández, regresa al escenario y ahora sí, se presenta: Julio es “El Negrosexual” Y por mucha magia que hayamos dejado entrar, el reloj sigue su absurdo ritmo y tenemos que terminar.

17

“Lo que bien empieza, bien acaba”, así que … “Enflorecidos”, Flor Goldstein junto a Omar Flores, nos regalan dos canciones: folk argentino como broche final, para que, como ya os avisé, todos salgamos un poco más felices de lo que entramos. Y eso… no pasa en todas partes.

18
No me olvido de nadie ¿qué os pensabais? Este buen ambiente tiene muchos responsables, todos los que habéis venido, pero el ingrediente esencial del coctel es Antonio Benicio: presentador, “alegrador” y quien se encarga de que todas las piezas estén en su lugar, menos la magia, esa … entra y sale cuando quiere. Es una suerte que nuestro presentador dicharachero, también sea un gran improvisador.

Una vez al mes: Poesía sin Mordazas. ¿Os he dicho que he conocido a mucha gente bella gracias a los libros?

1
Terminar los eventos con grandes sonrisas