«No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente»
(Virginia Woolf)

Un Cuarto Propio nace de la necesidad de inventar nuestra propia forma de vida. Somos nómadas, por eso nuestros libros y talleres llegan a cualquier lugar.

Nuestra finalidad es contagiar la pasión que sentimos por las letras a través de: clubes de lectura, recomendaciones para lectores curiosos, laboratorios de escritura y otros eventos culturales.

Un cuarto propio está liderado por Cristina Serrano: escritora, librera, “organizanta” y coordinadora de laboratorios de escritura. El proyecto cuenta además con un elenco de magos-colaboradores que consiguen que Un cuarto propio sea un espacio donde creer en seis cosas imposibles antes de cada desayuno.

 

 

 

Colaboradores

Silvia Hijano (Libracos)

Encuaderna, sueña libros y nos contagia su alegría y  creatividad. Habita en el lugar donde todo libro querría nacer. Gestionamos sus talleres de encuadernación y, a menudo, compartimos agenda y espacio.

David Testal

Es un mago que habita a ratos en nuestro cuarto. A través de la palabra crea su mundo y nos invita a que soñemos nuestras propias pócimas. Celebramos encuentros con él para seguir creciendo y hacer realidad todo lo imaginado. 

Monoperro

Ese niño que suspendía siempre... Durante una época de su vida hizo un gran esfuerzo por adaptarse a un mundo que no le gustaba y por ello tuvo una crisis que desembocó en su "trabajo" actual. Hace solamente lo que le gusta hacer y eso en Un Cuarto Propio nos encanta. 

Acaba de inventar un lugar en Madrid que se llama El Liberatorio y que nos ha convertido en compinches, bella palabra.  Hacemos talleres y otros eventos en su espacio y estaremos siempre atentos a sus sesiones de Dibujo Mágico. 

Macarena Mena

Escribe, trabaja en un cine, hace tartas de queso... También lee cuentos, habita en los cuentos, escribe cuentos. Cuida de los lectores más pequeños de este cuarto; también de los adultos infantiles. Seguiremos la pista a sus recomendaciones libreras. 

Myriam Cea y Bea Fernández (Gráfica Liebre)

Son mujeres veloces, pero ante todo libres. Se encargan de nuestra imagen. Nos gustan porque tienen buenas ideas, soluciones aún mejores y porque saben elegir bien las preguntas.